Jueves en NOCTURNA 2015

Pasamos a la segunda mitad de la semana con el cuerpo ya acostumbrado al ritmo frenético que implica un festival de estas características. Además, como aliciente, pudimos conocer al equipo de The House on Pine Street e intercambiar algunas opiniones.

Liza main still

¡Pero lo importante eran las películas!

LO QUE VIO EL CHICO DEL CAFÉ

Liza The Fox-Fairy (Károly Ujj Mészáros, 2015). Antes de que comenzase la proyección, detrás mía, un tipo le insistía a su compañera “No sé para qué vemos ésta, tiene una pinta malísima, va a ser una mierda”. Hasta cuatro veces se lo dijo, y yo sin mi guante para retar a duelos… A la salida de la película me tuve que contener para no reírme en su cara con un baile de peinetas. Y es que, lo que consigue este director húngaro en su ópera prima es una auténtica GENIALIDAD. Entre sus manos tiene una historia divertidísima, que hila muy fino constantemente, pero lo que impresiona es la elegancia, el buen hacer visual y el ritmo narrativo tan preciso, que funciona como una maquinaria perfecta para el disfrute de una sala totalmente entregada. HUELE a premio del público.

Infini (Shane Abbess, 2015). Me encantaría conocer al equipo de esta película para saber si pasó algo raro en la producción, porque hay varias cosas que no termino de comprender. La historia de la que parte es lo suficientemente interesante como para engancharte a la butaca, y visualmente cumple muy gratamente, pero la narración se vuelve extremadamente confusa en ciertos puntos claves, mostrando unos descosidos considerables.

Exeter (Marcus Nispel, 2013). Se trata de un pasatiempo bastante interesante a la hora de compartirlo con amigos o con una sala que sepa lo que va a ver. Comedia adolescente gamberra con inyecciones de gore que no tiene mayor cometido que el de hacerte pasar un buen rato.

LO QUE VIO GINESÍN

Hellmouth (John Geddes, 2014). Para los adictos a la estética y chroma de Frank Miller. Mezclado con ciencia ficción, cementerios e infiernos: es tu peli. Un mate de color finísimo con un argumento épico y propio de Nocturna.

Don’t Speak (Amadeu Artasona, 2015). La primera película española que veo en el festival, y no defrauda. Un thriller de jóvenes fiesteros y localizaciones propias de Costa Sol. Sigue un limpio esquema de terror apoyado en los silencios. Da lo que promete.

nocturna_dia 4_10

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: